El Derecho Comunitario Alimentario

derecho alimentario

Entre los objetivos del derecho alimentario está la protección de la salud de los consumidores, garantizando la seguridad alimentaria en el ámbito de la Unión. Para ello las autoridades velan por que el tránsito de productos sea únicamente de aquellos que no contengan ningún riesgo para la salud de las personas.

La importancia del derecho alimentario en la sociedad y los mercados actuales han ido integrando esta disciplina en los diferentes programas de post grado para licenciados en derecho y profesionales de cualquier tipo de la rama sanitaria, farmacia y para farmacia, etc… Un ejemplo de estos programas de especialización que capacitan a quienes los cursan como especialistas muy demandados por las empresas es el Máster en Derecho de la Salud, impartido por el CESIF.

CTA Máster en Derecho Salud

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria

Este organismo, integrado en el Ministerio de Sanidad, nace con el objeto de promover la seguridad alimentaria en el marco europeo de la salud pública, aportar garantías e información a consumidores y agentes económicos del sector agroalimentario español.

La Agencia española se creó antes que la EFSA, organismo que vigila la Seguridad Alimentaria en Europa, pero se constituyó con los principios del denominado Libro Blanco, sobre los que la EFSA basa su funcionamiento. Estos principios están relacionados con la transparencia y precaución, control y análisis de las actividades, interacción con la sociedad, trazabilidad y análisis de riesgos…

La necesaria colaboración entre la EFSA y las Agencias Nacionales de Seguridad Alimentaria es fundamental para cumplir la labor científica que analiza los riesgos del consumo de determinados alimentos, protegiendo la salud pública. Estos organismos, ya sea a nivel nacional o comunitario, cuentan con el personal científico más cualificado para detectar los riesgos que pueden producirse en la sociedad. Sus dictámenes e informes permiten a los órganos políticos tomar las decisiones oportunas para reaccionar frente a situaciones de riesgo.

El Libro Blanco sobre la seguridad alimentaria

El Libro Blanco surge en enero del año 2000 para modernizar y actualizar la legislación europea en cuanto a la alimentación se refiere, para hacerla más coherente y flexible ante los nuevos retos, avances tecnológicos, nuevos alimentos y técnicas, modalidades de transporte, más transparencia para los consumidores, etc…

Tras el Libro Blanco empezaron a surgir las primeras regulaciones europeas que fueron marcando el Reglamento comunitario. Los principios generales que han observado toda esta regulación recogen la idea del campo a la mesa, además de la trazabilidad, responsabilidad en todas las partes intervinientes, análisis del riesgo, sistema de alerta rápida…

Política de seguridad alimentaria

Las nuevas reglamentaciones que van emanando de las autoridades comunitarias van a garantizar que los alimentos y los piensos que transiten por territorio comunitario sean nutritivos y seguros. Se busca también aportar información al consumidor sobre el origen, contenido, etiquetado y uso de los alimentos, así como buscar el mayor bienestar de animales, productos fitosanitarios, asesoramiento científico que sirva de soporte a las decisiones, controles…

Las normas especiales regularán la utilización de plaguicidas, colorantes, complementos alimenticios, aditivos, aromatizantes y conservantes, envases y embalajes, requisitos e información sobre el etiquetado… Se integra en el Derecho alimentario comunitario los alimentos tradicionales y los más innovadores.

En el momento en que un país nuevo ingresa como miembro de pleno derecho en la Unión Europea suelen aplicarse medidas transitorias, para propiciar que las legislaciones nacionales de estos estados se puedan integrar a las normas europeas de seguridad alimentaria. Mientras no cumplan la normativa comunitaria están autorizados a importar alimentos y productos de otros estados miembros, pero no a exportarlos.

Sistemas de alerta rápida

El derecho alimentario comunitario ha ido desarrollando sistemas de alerta rápida para alimentos que no cumplan la normativa europea, se encuentren donde se encuentren, ya sea en su fabricación, puntos de producción y distribución, comercialización, etc…

Cuando se produce una amenaza se alerta a toda la Unión Europea. Se interceptan todas las partidas y lotes de un producto.

La Oficina Alimentaria y Veterinaria, creada por la Comisión europea, se encarga de inspeccionar las plantas de producción de alimentos en cualquier país de la UE. Su función principal es asegurarse de que todos los Estados miembros han adoptado la normativa y mecanismos adecuados para adoptar las máximas garantías en cuanto a la producción de alimentos generada en su territorio.

Reglamentación técnico-sanitaria

Entre las manifestaciones normativas a nivel nacional más importantes están las reglamentaciones técnico-sanitarias. Estos reglamentos van a regular la producción alimentaria en todos los sectores, cárnica, pesquera, láctea, etc… así como su almacenamiento y distribución posterior.

Las denominadas normas de calidad son los preceptos que emanan de la reglamentación técnico-sanitaria. Van a fijar las características que tiene que aportar cada producto alimenticio para que sea posible su comercialización en el territorio de la Unión.

De esta forma, en cada país europeo encontraremos normas de calidad referidas a cada uno de los alimentos que se exportan o comercializan a nivel internacional. En el caso español estas normas de calidad tienen un carácter complementario respecto del Código Alimentario y de las diferentes normativas que se han ido regulando.

Banner Máster Derecho de la Salud

Deja un comentario