El Compliance Manager en la Industria Farmacéutica

compliance

La figura del “Compliance Manager” es muy utilizada en otros países, y poco a poco se va introduciendo en España. Entre sus funciones principales está el cumplimiento de la normativa del sector y la vigilancia sobre el blanqueo de capital.

Tras la aprobación en España del Reglamento de desarrollo de la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales, la demanda de este tipo de profesionales cada vez es mayor. Su perfil suele ser de abogados. Al ser una figura que se instaura poco a poco en nuestro país, no hay aún una formación específica, aunque determinados centros como CESIF con su Máster en Derecho de la Salud ya contemplan, entre sus programas, el contenido del compliance.

Entre los sectores que demandan en mayor medida a estos profesionales están las entidades de tipo bancario y financiero, aunque progresivamente se va extendiendo a otro tipo de sectores con una gran regulación como es el caso de aseguradoras, empresas de tecnología y en compañías de la Industria Farmacéutica.

Origen y objetivos del “Compliance Manager”

La misión fundamental del compliance es preventiva por un lado, es decir, evitar el riesgo de sanciones y garantizar que las actividades de la compañía se ajustan en todo momento a la ley. Por otra parte es una función de garantía de las buenas prácticas en la competencia leal y la profesionalidad de los facultativos, sobre todo en sus relaciones con la Industria Farmacéutica.

CTA Máster en Derecho Salud

Desde las inspecciones económicas y la fiscalía ha comenzado a investigarse los llamados “pagos impropios”, tanto en su utilización en dinero como en especie. Este tipo de cantidades se realizan para obtener un privilegiado posicionamiento en el mercado con ventajas competitivas, y garantizarse la oferta, ocasionando un desleal desequilibrio de mercado

Para aportar las garantías necesarias del cumplimiento de la normativa en vigor -tanto la comunitaria como la nacional de los diferentes países- ha ido apareciendo esta figura del compliance. Debe tratarse de un perfil con experiencia en Derecho Sanitario y Farmacéutico, además de conocimientos en contratación, defensa de la competencia y prevención de riesgos.

Programas de acción en las empresas

Entre las actuaciones que las empresas tienen que desarrollar en relación con los compliance, se encuentran las siguientes:

  • Llevar a cabo un programa de formación continuada de la red comercial y los agentes de ventas, para eliminar el riesgo de sanciones por malas prácticas económicas y fiscales.
  • La generación y desarrollo de protocolos para la vigilancia del cumplimiento a la normativa respecto de todas las acciones desarrolladas para promocionar los productos y los canales utilizados para ello, ya sean los de entrada de incidencias y quejas en los departamentos de atención al cliente, vías de comunicación entre la figura del compliance y los diferentes departamentos de la empresa, etc.
  • Una formación continuada para todos los agentes de ventas de la compañía y para los Compliance Manager. En general todo el conjunto de la compañía debe ir adaptándose, con flexibilidad, para incorporar los cambios que se van produciendo en cuanto a legislación.

El Compliance Manager en la Industria Farmacéutica

La Industria Farmacéutica es cada vez más consciente de los códigos éticos que se requieren en el sector y debe mantener la suficiente flexibilidad para adaptar en sus procesos la normativa que va evolucionando cada día.

Entre los factores que hay que tener en cuenta está:

  • Sobre todo las garantías para que las operaciones que se vayan realizando sean totalmente transparentes, con realización de auditorías y un seguimiento y supervisión de las acciones llevadas a cabo para las campañas publicitarias. La corrupción ocasiona un gran daño al libre mercado.
  • Las buenas prácticas en las transacciones que rodean a la Industria Farmacéutica tienen que actualizarse y adecuarse a los nuevos tiempos, normativas e innovaciones tecnológicas.

Situaciones contrarias a una buena ética, vigiladas por el Compliance

  • Una de las cuestiones más abordadas es la de los regalos que el profesional médico pueda recibir de las compañías farmacéuticas. Entre las buenas prácticas está que el médico puede establecer horarios y tiempos de visita de los agentes de ventas de productos de farmacia, también llamados “visitadores médicos”, pero no debe recibir honorarios extra por ese tiempo. Es contrario a la ética profesional que el médico reciba regalos ni remuneraciones de ningún tipo de las empresas de productos farmacéutica, excepto si estos regalos aportan un valor simbólico, de poca relevancia.
  • En cuanto a la asistencia del profesional médico a reuniones o congresos, la Industria Farmacéutica puede colaborar con los gastos de asistencia (estancias, alojamientos, viajes, etc.) que el médico vaya a tener, pero siempre con un importe real de mercado, sin tener en cuenta gastos de posibles acompañantes, ni otro tipo de actividades que no sean las derivadas de la asistencia a la reunión.
  • Cuando se trata de la llamada “Formación Médica Continuada”, con algún tipo de colaboración de la Industria Farmacéutica, es preciso que los Compliance comprueben que no hay una confusión entre patrocinio con material docente y publicidad de productos farmacéuticos. Si existen aportaciones de las empresas de estos productos se considerarán donaciones sin obligación ninguna por ello para las respectivas sociedades médicas.
  • Las relaciones entre la Industria Farmacéutica y los médicos y las sociedades médicas se guiarán siempre por el principio de transparencia.

Banner Máster Derecho de la Salud

Deja un comentario