Farmacias y ordenación farmacéutica

farmacias

Los servicios de ordenación farmacéutica tienen la misión de planificar y gestionar la política estatal en materia de ordenación farmacéutica, de forma que se garantice el acceso a todos los ciudadanos en condiciones de igualdad y legalidad.

El control que garantizará estos criterios se lleva a cabo sobre farmacias y establecimientos sanitarios, en cuanto a la custodia y dispensa de medicamentos, así como respecto de los diferentes profesionales.

La Ley 16/1997 reguló los servicios de oficinas de farmacia, estableciendo que se trata de establecimientos sanitarios privados sujetos a las acciones de planificación sanitaria que se desarrollen en cada Comunidad Autónoma

Una Ley posterior, de 27 de julio de 2006 incorporaba en  su contenido el concepto de Atención Farmacéutica, a la vez que se reconoce la figura del farmacéutico como un agente de salud.

En las diferentes Comunidades Autónomas, las normativas que ordenan la actividad de la industria farmacéutica también regulan la función de las diferentes oficinas de farmacia, con la incorporación de nuevas actividades y la configuración y desarrollo de la Atención Farmacéutica.

CTA Máster en Derecho Salud

Ordenación Farmacéutica en España

El modelo normativo español que recoge la ordenación farmacéutica ha ido consiguiendo que un 99% de los ciudadanos tengan una oficina de farmacia en su municipio, lo que viene a desarrollar el principio de igualdad de medicamentos a un único precio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido al Sistema Sanitario español como el séptimo en un ranking mundial.

La distribución de farmacias en España es homogénea. En muchos municipios españoles se da la circunstancia de que el farmacéutico es el único profesional sanitario a quien acudir.

El titular del establecimiento, según la legislación española, tiene que ser obligatoriamente un farmacéutico, solo o bien en sociedad con otros farmacéuticos. Cada uno de ellos únicamente puede tener en propiedad una oficina de farmacia. Con estos límites se pretende garantizar la independencia de cada profesional y controlar que sus intereses sean solo sanitarios. Con estas medidas los ciudadanos recibirán un asesoramiento independiente en una de las farmacias.

Planificación de la acción farmacéutica

La Ley de abril de 1997 ya establecía como criterios de la concesión de Oficinas de farmacia los de carácter geográfico y demográfico. Estos criterios se definen en beneficio de la sociedad en general, no de los profesionales sanitarios.

En sus diferentes recomendaciones, las principales organizaciones internacionales en el ámbito de la salud han considerado que la ordenación de medicamentos es una necesidad sanitaria para garantizar el mejor servicio a pacientes y consumidores en general.

Sistema Nacional español de Salud y prestaciones farmacéuticas

Entre las funciones sanitarias del modelo farmacéutico español están la adquisición de medicamentos, así como su custodia, conservación y dispensación. Esta misma consideración tienen los productos de parafarmacia y algunos otros cuya actividad se centra en prevenir y proteger la salud, llevando a cabo funciones de educación en el ámbito sanitario.

El marco de colaboración entre las farmacias del sistema sanitario español en cuanto a la dispensación de medicamentos y otros productos sanitarios nace de los conciertos establecidos entre los Colegios de Farmacéuticos y las autoridades sanitarias, estatales o autonómicas.

Para llevar a cabo su función en la dispensación eficiente de medicamentos, todas las oficinas de farmacia necesitan una infraestructura mínima, que garantice la actividad profesional adecuada y cuente con los recursos financieros precisos para los gastos corrientes diarios, así como la realización de inversiones imprescindibles.

Ordenación de farmacias. Consejos y recetas

Junto a la labor de dispensar medicamentos y otros productos sanitarios el farmacéutico desarrolla una labor de asesorar y aconsejar a los pacientes, tanto en lo relativo a la posología, indicaciones, contraindicaciones, etc., de los diferentes medicamentos, como a todo tipo de consultas relacionadas con la enfermedad y la salud. Se ha estimado que de cada tres pacientes que entran en una farmacia, uno recibe consejos sanitarios profesionales.

El sistema de facturación utilizado es el previsto por los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, donde se garantiza el control sanitario sobre los medicamentos, pudiendo conocer el gasto total del Sistema Nacional de Salud, con la posibilidad de hacer un continuo seguimiento al farmacéutico, al médico que receta los medicamentos y al paciente que consume, además de conocer  las ventas de cada empresa y laboratorio, realizar estudios para configurar la estrategia de las políticas sanitarias, etc.

Campañas y distribución

Los profesionales farmacéuticos participan en todo tipo de actuaciones promocionales de la salud que se llevan a cabo por el Consejo General y los Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

La distribución de los productos farmacéuticos está controlada para garantizar que todos los pacientes, se encuentren en el rincón geográfico que se encuentren, tendrán acceso a los medicamentos en igualdad de precio, en las mismas condiciones de conservación y en un plazo similar. En este sentido la Organización Farmacéutica Colegial ha desarrollado un sistema de información que permite detectar y conocer las causas de un hipotético suministro irregular o desabastecimiento de medicamentos a las farmacias.

Banner Máster Derecho de la Salud

Deja un comentario